Todo sobre los últimos cambios en redes sociales

Desde el surgimiento de las redes sociales es habitual ver cambios en las plataformas, desde el cambio en las biografías de Facebook con la introducción de las portadas, a la incorporación de las historias en Instagram. O incluso el surgimiento de nuevas apps, como Tik Tok.

En la actualidad los cambios vienen de otra manera, no por el lado de las características de las apps, sino que son cambios vinculados a la regulación del contenido. Los directivos de las diferentes redes han comenzado a regular su contenido en base a comentarios y críticas de los usuarios.

LOS ÚLTIMOS CAMBIOS

 Anuncios políticos:

El día 30/10 Jack Dorsey, co-fundador y presidente de Twitter sorprendió al mundo con un tuit:

A partir del 15/11 la red social dejará de aceptar publicidad política en su plataforma a nivel global, bajo la premisa de que el alcance debe ser ganado, no comprado.

Este anuncio se produce en medio de las críticas que recibió Facebook por no verificar la veracidad de los anuncios políticos en su plataforma. Ante esto Mark Zuckerberg declaró: “Nosotros no chequeamos la veracidad de los anuncios políticos. No hacemos esto para ayudar a los políticos, lo hacemos porque creemos que las personas deberían ser capaces de ver por sí mismas lo que los políticos están diciendo”. Agregó: “Como principio, en una democracia, creo que las personas son las que deben decidir qué es creíble, no las compañías”.

Este discurso sobre la libertad de expresión recibió muchas críticas ya que muchos usuarios creen que Facebook debe asumir la responsabilidad que las redes sociales tienen, como fuente de información, en las decisiones políticas de los usuarios.

Igualmente Facebook anunció una serie de medidas de cara a las elecciones de 2020 en EE.UU, por ejemplo mayor protección de las cuentas y páginas políticas, así como una mayor transparencia en las páginas. También comenzó a clasificar el contenido como “falso” o “parcialmente falso” con una compañía independiente para evitar la desinformación.

Protegiendo la salud mental:

En la misma línea, Instagram está dando pasos para mantener a sus usuarios seguros. En octubre Adam Mosseri, jefe de Instagram, reafirmó el compromiso de la plataforma por cuidar la salud mental de sus usuarios, al haber entendido que algunos contenidos de la red pueden resultar como disparadores en aquellos usuarios más vulnerables. Es por esto que aumentaron las medidas contra los contenidos relacionados al suicidio y autolesiones, ya en febrero se prohibió el uso de imágenes explícitas y ahora se está aplicando nueva tecnología para detectar estos contenidos antes de que sean publicados.

Y este no es el único tipo de contenido que están prohibiendo, Instagram, famosa por los filtros que pueden aplicarse en sus historias, hace unos meses anunció la prohibición de filtros que simulen cirugías plásticas. Según algunos expertos, estos filtros pueden llevar a los usuarios a sentirse mal con ellos mismos, afectando su autoestima.

Esta prohibición se suma a la de aquellas publicaciones que promueven productos o dietas milagrosas, así como procedimientos cosméticos sin el aval de profesionales.
Tal como declaró Emma Collins, Gerente de Políticas Públicas de Instagram, el fin de estas medidas es lograr una experiencia más saludable para los usuarios:

“Queremos que la plataforma sea un lugar positivo para todos aquellos que la usen y esta medida es parte de nuestro trabajo continuo para reducir la presión, que a veces, las personas pueden llegar a sentir como resultado de las mismas redes sociales. Hemos buscado la orientación de expertos externos, para asegurarnos de que cualquier paso para restringir y/o eliminar este contenido tendrá un impacto positivo en nuestra comunidad de más de mil millones de personas en todo el mundo, al tiempo de asegurarnos de que Instagram siga siendo una plataforma de expresión y discusión.”

 Likes en Instagram:

 Luego de varias pruebas que comenzaron a principios de este año, finalmente Instagram ocultó la información de la cantidad de likes a nivel global. Esta medida busca reducir la presión de los usuarios que sienten que su valor está determinado por esta cifra y para que así, puedan enfocarse en la calidad del contenido.

Si bien esta medida en un principio alarmó tanto a las marcas, como a los influencers, la realidad es que todos los usuarios pueden ver las métricas de sus propias publicaciones.

ENTONCES, ¿HACIA DÓNDE VAMOS?

Desde el despegue de las redes sociales en 2008, no paramos de ver cambios casi a diario. Constantemente escuchamos sobre cambios en el algoritmo y características de las diferentes plataformas, siendo mucho de estos cambios, una respuesta directa a sus propios efectos.

Casi todos los días vemos notas de “expertos” hablando sobre los posibles efectos de las redes sociales en la salud mental de los jóvenes, sobre su posible incidencia en trastornos como depresión o desórdenes alimenticios.

Si bien no hay forma de comprobar o negar estas afirmaciones, las redes sociales son un nuevo medio de comunicación en un cambio constante. Por lo que no sabemos hacia dónde va ni cuáles pueden ser sus consecuencias a largo plazo en la vida de los usuarios.

Esta incertidumbre hace notoria la falta de regulación por lo que las propias redes empiezan a tomar medidas para autorregularse y revertir los efectos negativos en base a los comentarios de usuarios.

Como publicistas es importante intentar entender estos cambios y hacia dónde puede ir la publicidad en las redes sociales, ya que no es una plataforma de comunicación unidireccional como los medios tradicionales.

En las redes sociales los usuarios alzan su voz y no dudan en expresar sus críticas ante las plataformas que tanto aman.

Entender qué es lo que los usuarios esperan de las redes sociales es el primer paso para ayudar a las marcas a lograr la tan deseada conexión con la audiencia.

Stefany Delgado, Social Media Manager.


Comments are closed.