INJU – El video que no fue

Situación
La campaña #ElVideoQueNoFue, protagonizado por Camila Rajchman y con el apoyo de Instituto Nacional de la Juventud (INJU), fue una acción que nació desde el corazón de la agencia.

Se trató de una campaña con la que buscamos generar un debate público y poner en el tapete la temática del cuidado y responsabilidad que todos deberíamos tener ante la divulgación de videos privados de personas, mediante los medios digitales y redes sociales. Se creó un video disparador y otro explicativo.

Desafío
El desafío presentó varias aristas. En primer lugar, el planteo era hablar de un tema controversial en el ámbito público: la apropiación de la intimidad ajena y su divulgación. En segundo lugar, el desafío estuvo en lograr adhesión de un organismo del Estado como es el INJU a sumarse a esta causa, con los riesgos que presentaba. En tercer lugar, tomamos como vocera de la campaña una influencer realmente conocida y mediática. Camila entendió nuestra propuesta y se sumó con total convencimiento Y en cuarto lugar, todo esto lo haríamos sin inversión en pauta publicitaria. Es decir, confiando en la potencialidad de la idea, de los protagonistas y del impacto que podía generar.

Estrategia
El 15 de julio sobre las 15.30 hs. se publicó en las redes sociales propias de Camila un video en el cual ella pedía no compartir un supuesto contenido íntimo de ella que se había viralizado. Con un estilo casero, en el sillón de su casa y sin filtro, la ex cantante de Rombai cerraba el video pidiendo que el video que compartan sea ese y no el otro.

Durante casi 24 horas Camila no usó las redes sociales.

Al día siguiente, sobre las 15 hs., Camila publicó un segundo video en sus cuentas. El mismo mostraba, de forma profesional y producida, una Camila reflexiva quien contaba que el video íntimo nunca existió, al mismo tiempo que pedía poder pensar sobre la temática.

Resultados
La campaña logró cumplir con el objetivo planteado: generó un enorme debate en la sociedad y en los medios de comunicación, superando ampliamente las expectativas.

Las búsquedas en Google relacionadas al video íntimo de Cami superaron las 60.000 en la semana de la acción, teniendo como su pico máximo la primera hora de publicado el video y la madrugada.

El primer video, en la primera hora de publicado ya había conseguido más de 100 mil reproducciones. Tres días después llegó a 357.195 reproducciones. El segundo video alcanzó en menos de 48 horas 259.292 reproducciones.

Es decir, entre los dos videos de Cami se superaron las 500.000 reproducciones, tuvieron más de 50.000 compartidos, decenas de páginas pornográficas utilizaron la situación para sugerir que tenían el video íntimo de Cami, miles de comentarios sobre el tema en redes (buenos y malos) y se generó debate en decenas de medios periodísticos locales e internacionales.

Respecto a la reacción de los usuarios, hubo varios que apoyaron la causa, así como también quienes expresaron a ella su apoyo ante el hecho. Otros criticaron duramente a Camila y a la campaña.

Obtuvimos presencia mediática en todos los medios locales e incluso internacionales:

TV
Canal 4: Algo Contigo, Canal 10: La tarde en casa y Vespertinas, Canal 12: Telemundo Central y Desayunos Informales.

Portales digitales
Tv Show, Caras Uruguay, Montevideo Portal, Pantallazo, Telenoche, Teledoce.com; en Argentina: Infobae, Paparazzi, Mdz, La 100, Aire de Santa Fe.

Radios
Se habló en Del Sol, programa No toquen Nada, Universal, programa El Sentido de lo Cotidiano.

Queremos especialmente agradecer a Camila por su enorme coraje al haber asumido la responsabilidad de levantar esta bandera. También al INJU por haber confiado en nosotros. Como publicistas y comunicadores que somos estamos muy contentos con al menos haber dejado pensando a muchos sobre esta temática. Lejos de nosotros querer decir lo que está bien o lo que está mal, el objetivo de esta campaña era generar debate y pensamiento. Entonces esto se ha logrado.

 

Materiales

Primer Video:

 

Segundo Video:

View this post on Instagram

Hola amigos! Hace ‪24 h‬ publiqué un video donde contaba que se estaba viralizando un video intimo mío. Les quiero confesar que ese video NUNCA EXISTIÓ. Primero que nada, quisiera pedirle perdón a todos aquellos que realmente se preocuparon por mi. Decidí sumarme a una campaña de Mides-  INJU y Pimod; ellos fueron lo creadores de esta idea de alto impacto en la cual decidí participar sabiendo que corría ciertos riesgos.  La causa me atrapó. Muchísimas veces ha pasado de que nos lleguen tanto videos como fotos de personas públicas (o no) en una situación íntima y que nos adueñemos del contenido reenviándolo, compartiéndolo, buscándolo, etc. Es por eso que desde que se publicó “mi video” que estuvimos estudiando minuto a minuto las búsquedas y las palabras claves en relación a “mi video viral”. Los datos recopilados fueron miles. Se dispararon las búsquedas y menciones en redes sociales. Muchísima gente se abrió conmigo, muchísima gente me apoyó, mucha gente se dio cuenta que era parte de una campaña, pero otra tanta me insultó por “haberme filmado”, por confiar en quien le mandé el supuesto video, por ser “tan trola”, por “hacerme la linda”, entre otras cosas. Hoy, viendo las repercusiones del “video que no fue”, lo volvería a hacer. Me comprometí con la causa y me comprometo a seguir participando de acciones que formen conciencia de la gravedad de viralizar contenidos íntimos en las redes. Disculpen si tomamos una decisión extrema, estábamos buscando un cambio extremo. Gracias Cami ❤

A post shared by Cami Rajchman (@camilaraj) on

 

Salida en Desayunos Informales:


Comments are closed.