¿Te perdiste después de Instagram? Te contamos cómo adaptarte al cambio y los 5 errores que NO podés cometer

Las redes sociales llegaron para quedarse, de eso no hay dudas. Lo que está claro en este último tiempo es que todo el tiempo surgen nuevas plataformas y seguirán surgiendo, para abarcar las necesidades de los usuarios.

Nadie se imaginó en 2008, cuando se popularizó Facebook, que estaríamos deseando ser invitados a un red con salas de audio como Club House, pero así es.

Sea como sea, los usuarios forman parte de las redes y las marcas intentan aprovecharlas para llegar a ellos cuando alcanzan cierta popularidad. A donde los usuarios van, las marcas los siguen.

¿Qué tienen en común estas plataformas?

Se adaptan a las tendencias: cambian o surgen según los nuevos comportamientos de los usuarios. ¿Snapchat comienza a despegar con un nuevo tipo de contenido que solo es visible por 24 hs? Instagram lo incluye en su plataforma para evitar la migración. ¿Los usuarios están cansados de ver contenidos de marcas? ¿El video se vuelve el formato estrella? Tik Tok se vuelve un éxito.

El contenido real tiene mayor valor: Desde la incorporación de los anuncios en Facebook los usuarios sienten que las marcas invaden un espacio personal y de socialización con sus contenidos. Incluso varias veces la plataforma tuvo que ajustar su famoso algoritmo para darle más relevancia al contenido generado por los usuarios (UGC) respecto a las marcas. De ahí la creciente popularidad de redes como Tik Tok y Twitch, donde el 99% del contenido es generado por los usuarios.

Influencers: como comentamos en el punto anterior, los usuarios sienten que el contenido de marca no es genuino. Así es como surge la figura de los influencers, personas reales que comparten su opinión/uso sobre un producto/servicio. Si bien el boom de los influencers se dio en Instagram, actualmente podemos encontrarlos en todas las plataformas.


El nuevo documental de HBO explora el mundo de los influencers desde la premisa que cualquier persona puede ser famosa con tan solo una buena estrategia en redes sociales.

Conversación: todas las redes, sin importar su formato, sirven para que los usuarios expresen su opinión o postura sobre ciertos temas. Ya sea un unboxing en Youtube, una review en Instagram o una queja en Twitter, los usuarios están hablando sobre las marcas. Esto es una oportunidad para las marcas, pero también plantea un desafío. ¿Cómo lograr ser parte de la conversación de los usuarios?

Entender cómo funcionan las redes es el primer paso para trazar nuestra estrategia. Sin estrategia tu comunicación falla y si tu comunicación digital falla, está fallando todo.

Entonces, ¿tengo que estar en todas las redes? ¿Por dónde empiezo?

No, las redes sociales son plataformas donde los usuarios eligen pasar su tiempo y las marcas pueden utilizarlas para encontrar a su público objetivo e interactuar con ellos. Para definir en qué redes estar hay que tener claro cuáles son los objetivos de la marca, el público al que queremos llegar y el tipo de mensaje que se va a transmitir. Seguro es algo que escuchaste muchas veces, sin dudas es algo que desde PIMOD siempre hablamos con nuestros clientes. Sin embargo es común ver marcas hablando en redes, cuando claramente su público objetivo no está ahí. O replicando mensajes que fueron creados con otros fines. Si bien puede parece que cualquiera puede manejar las redes, porque son usuarios de las mismas, analizar todas las variables en juego y trazar una estrategia

¿Cuáles son los errores comunes de las marcas a la hora de establecer su presencia digital?

1. No saber cuál es su público objetivo: Este es el primer error y el más común. Para saber en qué red estar, primero hay que saber quién es mi público objetivo y dónde puedo encontrarlo. Si mi objetivo es impactar en adultos mayores de 40 años, estar en Tik Tok por más que sea la red del momento, es un claro error. Frecuentemente vemos marcas que dejan Facebook fuera de su estrategia pero la realidad es que la mayoría de los usuarios de redes sigue teniendo presencia en esta red y los adultos mayores son muy activos en la misma.

2. Usar las redes como los medios tradicionales: Como ya adelantó nuestro director general creativo, los medios digitales llegaron para cambiar todo, pero poco ha cambiado la publicidad.Es mucho más fácil tomar un el spot que se hizo para la televisión y subirlo al canal de Youtube de la marca e incluso subirlo como IGTV para sumarnos a la tendencia en lugar de pensar un contenido específico para la red que acompañe el concepto creativo. Cada red es un mundo, por lo que no todos los contenidos funcionan de igual forma.

3. Usar todas las redes de la misma forma: de la mano del punto anterior, muchas veces se comete el error de tomar un contenido pensado para una red, por ejemplo Facebook y querer utilizarlo en otra, como Twitter. Cada red tiene diferentes usuarios y diferentes especificaciones, por lo que si se decide estar presente en más de una red es importante definir qué se va a comunicar en cada una. Posiblemente el meme que fue un éxito en Twitter pase desapercibido en Facebook y sea un fracaso total el Linkedin.

4. No escuchar lo que los usuarios tienen para decir: las redes sociales son un espacio de interacción, los usuarios hablan entre ellos pero también hablan sobre las marcas. Desde el momento que decidimos sumarnos a ellas, abrimos las puertas al intercambio. Son una fuente inagotable de insights y reviews sobre nuestro producto/ servicio, no tomar en cuenta estos comentarios tanto como para mejorar nuestro servicio como para la construcción de nuestros mensajes publicitarios.

5. No estar dispuesto a invertir: ¿Invertir en qué? En publicidad, en influencers y en producción. A veces nos sorprendemos de tener que explicarle a los clientes por qué es necesario pautar en redes sociales. Si bien estar presentes en la plataforma es gratis, el comportamiento de los usuarios llevó a las plataformas más populares (Facebook e Instagram) a cambiar su algoritmo, volviendo el alcance orgánico de las publicaciones de las marcas muy bajo. ¿Qué tan bajo? Menor al 1%. Por lo que si no pautás tu contenido nadie lo va a ver y sin una correcta segmentación, difícilmente llegues a tu público objetivo. Los influencers funcionan porque los usuarios confían más en la opinión de otra persona que en la que una marca tiene sobre sí misma. Y si, ninguna marca va a decir que su producto es malo, ¿no? Además los influencers nos van a permitir llegar a nuevas audiencias potenciando el mensaje de la marca. Es hora de que los incluyas en tu estrategia.

Ya lo dijimos varias veces, no podés usar el mismo contenido en todos los medios. Esto implica que vas a tener que invertir tiempo y dinero en producir el contenido adecuado, siguiendo los lineamientos de tu marca. El objetivo final debe ser que los usuarios noten una marca consistente en todos los medios en que está presente. A veces vemos marcas que invierten miles de dólares en vía pública y televisión y cuando entramos a sus redes sociales o incluso su página web, vemos información desactualizada o materiales con una pobre realización, como si fueran dos marcas diferentes.

La Creatividad Integrada de Verdad, de la que tanto hablamos, es la construcción de conceptos creativos y estratégicos que luego bajan de forma líquida a cada medio de comunicación. Para lograr que la marca viva como un todo, primero hay que entender los medios en que va a estar presente y como estos son consumidos por los usuarios. En definitiva son ellos quienes lideran la transformación digital.

Stefany Delgado
Coordinadora de Social Media


Comments are closed.