¿Por qué es tan importante el diseño para la construcción de una marca?

La construcción de una marca tiene distintas aristas que inciden sobre cómo la misma se posiciona en el imaginario de la gente, tanto de su público objetivo, como en el mercado en general. Dentro de este universo de aspectos que inciden en el posicionamiento están las imágenes asociadas a la marca, y en esto queremos profundizar.

Vivimos en un mundo cargado de estímulos visuales, los cuales empezaron a ser reconocidos y estudiados por grandes académicos como Hal Foster y Nicholas Mirzoeff entre muchos otros, surgiendo así el campo de estudio de la cultura visual, en el cual cambia el estudio de la historia tradicional del arte, sustituyendo historia por cultura y arte por visual. Este campo se encarga de estudiar las imágenes como un conjunto, resaltando la importancia en la relación de la imagen con el espectador, los motivos por los que busca información y el significado o el placer conectados con la tecnología visual.

Otl Aicher fue un gran diseñador del siglo XX que fundó junto a Max Bill la reconocida Escuela de Ulm. Este comentaba que:

«El diseño ilustra la filosofía técnica y económica de una empresa, y la imagen de la empresa revela el carácter de la misma, define su mentalidad. El diseñador es el filósofo de la empresa, el que, sea cual sea dicha mentalidad, la hace perceptible» (Aicher, 1994)

En la actualidad, el diseño ha cobrado gran importancia en cuanto al éxito o fracaso de una marca, porque el primer contacto que el usuario tiene con la misma es a través de la imagen, transmitiendo su mentalidad, como afirma Aicher. Por lo tanto, es sumamente importante lograr un diseño claro, simple, equilibrado y que transmita los valores de la marca. Es lo que llamamos branding, que hoy en día ha ido resurgiendo y cobrando interés por parte de las mismas y como consecuencia de este mundo visualizado del que formamos parte.

Para esto debemos recurrir a los infinitos recursos que existen en el mundo del diseño, dentro de la línea, la tipografía, la tipología de la imagen, los formatos, entre muchos otros. De esta manera nos diferenciaremos de la competencia, causaremos una buena impresión y ganaremos confianza con nuestros usuarios.

En el caso de las redes sociales, que son un medio de comunicación diario y permanente, las marcas tienen la oportunidad de destacar frente a sus competidores en un mercado cada vez más saturado, competitivo y voraz. Es fundamental que, a la hora de hacer un diseño, por más simple que parezca, tengamos claro para quién es, cuál es el objetivo y qué queremos causar en el otro. Un contenido desarrollado con una estrategia creativa logrará un gran impacto en la audiencia a la que apuntamos, haciendo más efectiva la inversión y logrando que la misma cumpla el objetivo deseado.

Las imágenes en las redes sociales y en el mundo digital en sí, son efímeras, por lo que tenemos unos pocos segundos para captar la atención del usuario, por lo tanto, debemos trabajar mucho en la calidad, la pregnancia y la persuasión de nuestros diseños, buscando de esta manera causar impactos visuales para que el usuario nos recuerde y elija frente al resto.

Asimismo es importante recordar que es clave tener en cuenta siempre el manual de marca o manual de identidad de la empresa y seguir sus lineamientos, sus variables nos ayudarán a ampliar el sistema y sus constantes a mantener su imagen gráfica inicial, su esencia.

View this post on Instagram

Weekend this way 🔜 #UltraBOOSTX

A post shared by adidas (@adidas) on

También debemos prestar atención a varios detalles, cada medio tiene sus propias funciones, si realizamos acciones en varios medios, debemos adaptar el diseño a cada uno de ellos, estando atentos a lo que cada uno propone y siguiendo su funcionalidad. En el artículo “¿Cómo adaptar una campaña multimedios a Facebook,Instagram, Twitter o Linkedin?”, detallamos la funcionalidad de las distintas redes sociales y cómo se deben utilizar para una comunicación efectiva, recomiendo que lo lean, es súper práctico y disipa muchas dudas.

Por último, es fundamental tener en cuenta que la creatividad y la originalidad son puntos clave en el diseño. Como hemos comentado, existe una competencia voraz en el mercado y será importante nuestra capacidad a la hora de realizar un diseño diferente que sea capaz de emocionar y de hacer actuar al usuario.

“La creatividad es la capacidad que tiene el ser humano para crear algo de otras ideas que son nuevas e interesantes, es decir, la capacidad para analizar y valorar nuevas ideas, resolviendo problemas que se presentan en el transcurso de la vida del ser humano y los desafíos que se presentan en lo académico y cotidiano.” (Patricia Angulo Tenesaca, Lorena Avila Hernandez, 2010)

La creatividad está en todos y todas, y es nuestro trabajo entender a las marcas para elaborar diseños que resuelvan las necesidades de comunicación y transmitan a los usuarios el mensaje que se desea comunicar. Asimismo es de igual relevancia conocer a su público, sus pensamientos y sus emociones para lograr una mejora de productos y servicios. Un diseño sólido, sostenido en el tiempo, coherente consigo mismo y que refleje de forma clara los valores de la marca, estamos convencidos que ayudará a que esta pueda generar un mejor negocio.

Al final del día es lo que las marcas buscan: que sus empresas sean exitosas.

Antonella Pastorini
Diseñadora Creativa


Comments are closed.