¿Cómo adaptar una campaña multimedios a Facebook, Instagram, Twitter o Linkedin?

Las campañas de publicidad muchas veces corren solamente en redes sociales, mientras que en otras oportunidades son un complemento de acciones en otros medios o formatos, online u offline. En este último caso, es normal que los anunciantes pidan adaptar el contenido de otros medios al lenguaje de redes. Para este caso hay que tener en cuenta que todas las redes tienen reglas diferentes y que lo que funciona en una, puede que no funcione en otra. Además, cada formato es diferente en cuanto a tamaño o uso. Entonces, a la hora de adaptar un material, el número de entregables suele ser muy grande.

Entonces, ¿qué tenemos que tener en cuenta cuando adaptamos contenidos a Facebook, Instagram, Linkedin o Twitter? Compartimos 5 puntos que las marcas deben considerar cuando generen contenido o hagan adaptaciones.

 

1- Cada red es un mundo

Debemos entender para qué sirve cada red y para qué se usa cada formato. Como agencia debemos guiar al cliente/anunciante a que no replique un mismo contenido en todas las redes, sino que adapte cada material al lenguaje de cada red.

Tampoco es necesario estar en todas las redes porque sí, sino en las que nos sirve para el negocio o posicionamiento que deseemos. Por ejemplo, en Facebook publicaremos contenido más para adultos, donde hay más licencias en cuanto a lo visual, donde lo mejor es el formato cuadrado. En Instagram seremos más cool o mostraremos lifestyle, le hablaremos a los jóvenes o adultos jóvenes y seremos 100% visuales, apelando a contenido bello estéticamente. Si queremos parecer divertidos, mostrar espacios y trabajar con influenciadores en nuestro branding, quizá usemos TikTok.

Hace unos días vimos una marca haciendo un sorteo en Linkedin. No solo que nos pareció poco apropiado considerando la empresa y el funcionamiento de esta red, sino que además, fue sin entender el medio: en el texto invitaba a compartir en stories. Posiblemente el texto era de otra red y no lo modificaron. Otro ejemplo puede ser copiar un copy de Facebook que tiene link y pegarlo en un anuncio de Instagram: el enlace no queda cliqueable.

En resumen, no querramos forzar un mismo material en todos los medios y formatos, sino que adaptemos el material base que tengamos, a los diferentes usos y formatos. Si la idea es suficientemente líquida, lo lograremos.

2- La clave en lo visual

Para patrocinar contenidos en redes sociales, Facebook nos pide como plataforma madre que los diseños no superen el 20% de texto. Esta regla tiene que ser cumplida porque, de lo contrario, no se mostrará nuestro anuncio o llegará a menos cantidad de usuarios. No querramos llenar nuestras comunicaciones de texto, esto es Social Media, no una prensa de domingo.

 

Referencia de mal uso de porcentaje de texto

 

Buen uso textoReferencia de buen uso de texto en la imagen

 

Buen uso de las imágenes y porcentaje de texto

 

Otros tips respecto a lo visual, pueden ser:

1. No abusar de las imágenes de banco.
2. Si usamos bancos de imágenes, que las personas sean lo más parecidas a nuestro público objetivo: uruguayos, jóvenes, adultos mayores, etc.
3. También es bueno tener una perspectiva de género cuando elegimos imágenes. Para eso es necesario hacernos estas preguntas. ¿Estoy proyectando roles de género? ¿Son imágenes basadas en estereotipos de género? ¿Estoy idealizando la imagen o es una apariencia real?
4. No se recomienda usar logo en los diseños. El logo normalmente ya está en la imagen de perfil, ¿tiene sentido sumarlo en el diseño?
5. Usar colores corporativos de la paleta de colores del manual de marca, para lograr coherencia entre el contenido y la marca.

 

Referencia de cuenta que no usa logo en imágenes

 

Ejemplo de cómo aplicar los colores corporativos a un contenido contextual

 

3- Respetemos los formatos

Cada red tiene sus usos y formatos, y cada formato su proporción. No queda bien subir un contenido cuadrado u horizontal a stories o una imagen vertical que se nos corte en el feed de Instagram. No subamos a IGTV videos cuadrados o de menos de un minuto. Tampoco subamos a stories contenidos que requieren de mucho texto o explicación. No demos toda la información en un banner display o en un link ad, porque si no el usuario no tiene motivo para hacer clic. Seamos sugerentes.

Otra situación habitual es cuando un anunciante pide replicar un contenido en todas las redes sociales, con un copy extenso, y cuando se sube a Twitter este permite solo hasta 280 caracteres. Además, muchas veces se sube la misma imagen que en otras redes o incluso se usa una story, y Twitter tiene una proporción horizontal -entonces nos queda cortado-. Esto es como en los medios off, una radio no sirve para tele sin sus respectivas adaptaciones.

 

Referencia de mal uso del formato

 

Referencia de buen uso de formatos

 

4- No forcemos el medio

En Instagram se pueden subir videos de hasta un minuto en el feed. Si esto no nos alcanza, existen los carruseles, que dejan subir hasta diez contenidos a la vez. Si no nos alcanza, está IGTV.

Los usuarios de redes sociales no están esperando ver nuestro contenido. En el mejor de los casos se topan con él y les gusta. Están allí efímeramente, no quieren gastar energía o tiempo en leer o reproducir contenidos eternos. Vamos con un ejemplo. Si tenemos un video de 10 minutos, la solución no es Instagram, probablemente. Si hacemos un carrusel de 10 contenidos de un minuto cada uno, estamos forzando el medio. Lo mejor será IGTV -si tenemos la proporción adecuada- o pensar en otras plataformas como Youtube.

Algo parecido sucede con los carruseles de Facebook. Desde hace poco, se pueden subir solo hasta cinco contenidos a ellos. Este formato te pide sí o sí poner un link. Entonces, usémoslo si tenemos a dónde dirigir a la audiencia y si nuestro contenido puede dividirse en cinco o menos. Si queremos comunicar mucha información, por ejemplo adaptar un mailing a las redes, busquemos otros formatos. Nuevamente, no forcemos el medio.

 

5- Todo cambia todo el tiempo

Antes de plantear una idea innovadora o decirle que sí a un cliente que pide algo técnico, corroboremos que se pueda hacer desde nuestro país o nuestros usuarios. Que se haya podido hacer ayer no es garantía. Instagram Music se habilitó en Uruguay muy tarde respecto al resto de los países y no en todas las cuentas a la vez. Si queremos hacer una dinámica con esta herramienta, primero veamos que sea posible desde nuestro usuario.

 

 

En resumen, cada red es un mundo y es nuestro trabajo entender cómo funcionan para respetar los formatos y no forzar el medio. Además, debemos recordar que lo visual está primero y que todo cambia todo el tiempo.

No son solo los formatos los que se deben adaptar, también somos nosotros mismos.

Gala Maldonado
Social Media Manager


Comments are closed.