Del almacén a Amazon ¿vender por internet?

Expandir el modelo de negocio a internet es la preocupación de muchas empresas uruguayas, pero con frecuencia no saben cómo implementarlo o no detectan las oportunidades a tiempo.

El proceso de compra ha cambiado y evolucionado a lo largo de la historia, pero en los últimos años se produjo un gran salto que ha revolucionado los modelos de negocios y los mercados: la adquisición de un objeto mediado por internet. Unos pocos años atrás comprar obligatoriamente demandaba cierto tiempo, tenías que acercarte a la tienda, recorrer hasta elegir el producto, hacer filas para luego dar el paso de la compra. En cambio hoy los comercios online permiten a los consumidores realizar compras desde donde quieran, haciendo que el consumo sea más fácil y simple.

Los beneficios del comercio electrónico no sólo alcanzan a los consumidores, también y sobre todo, los negocios sacan provecho de esta forma de comercio. Para estos últimos el costo de mantener un e-commerce es muy bajo si se lo compara con el comercio tradicional, el cual implica un gran presupuesto en infraestructura y recursos humanos. Pero más allá del bajo nivel de inversión, que es el resultado más evidente del comercio electrónico para los negocios, existe otra gran cantidad de beneficios asociados al e-commerce como por ejemplo el horario: las compras online se pueden realizar las 24 horas al día, 365 días al año.

Es evidente que la ubicación de los locales juega un rol fundamental en la obtención de resultados, sin embargo, el éxito de una tienda online no va a depender de su ubicación geográfica como sucede con los negocios tradicionales. En Internet la ubicación no es física sino virtual, esto es un punto a favor del cual las empresas deben sacar provecho. Para que sea rentable y dé resultados no es necesario pagar un alquiler alto en un barrio de lujo, basta con tener una buena plataforma de e-commerce y realizar campañas online orientadas a obtener ventas.

Las oportunidades que ofrece el e-commerce.

El proceso de compra por lo general no es lineal o directo, las personas utilizan varios dispositivos a la hora de elegir un producto. Esto resulta en un proceso complejo de compra con varios puntos de contacto previos a la acción final. Las empresas y los anunciantes deben tener en cuenta lo anterior y utilizarlo para su propio beneficio: implementando un plan publicitario que implique una estrategia cross-device. Una estrategia de este tipo hace posible abarcar los diferentes perfiles relacionados a un único usuario, lo que concluye en un mayor conocimiento de las rutas de compra de los clientes. Así es posible crear experiencias de marca únicas para cada usuario.

A su vez los negocios que ya tienen o están pensando en abrir un e-commerce deben estar alerta a lo que sucede en su entorno. Cada vez más las transacciones son realizadas desde dispositivos móviles y son las aplicaciones las que mayor fuerza tienen en la fidelización de consumidores. Presentan además el mayor porcentaje de conversión en relación a otros medios.

La era digital impulsa a las marcas y comercios a conocer a su público, buscarlo a través de los diversos dispositivos y entregarle mensajes personalizados que permitan construir un vínculo duradero con el cliente. Finalmente, tener un negocio no implica un gasto desmedido, las marcas deben estar atentas a las tendencias evitando así, gastar más de lo necesario para funcionar.

Valentina Rodriguez
Analista de Medios en PIMOD
Twitter: @valentinarodz


Comments are closed.